Consideraciones y sugerencias para la adecuada selección, utilización y mantenimiento del CALZADO DE SEGURIDAD

El presente artículo tiene como objetivo sugerir criterios técnicos para la correcta selección, uso y mantenimiento del calzado de seguridad utilizado por los trabajadores que están sujetos a diversos riesgos laborales inherentes a la actividad que desarrollan. Dichos riesgos atentan de manera potencial contra la integridad física tanto de los pies del usuario así como de sus partes. (Dedos, tobillos, planta, etc.) Del conocimiento que tenga el profesional en seguridad ocupacional de los riesgos potenciales existentes en el entorno físico en donde se desenvuelve dicha actividad, dependerá en gran medida la adecuada escogencia del este implemento de seguridad. El calzado de seguridad generalmente viene configurado con accesorios específicos que brindan protección y disminuyen el riesgo de accidentes. Por ejemplo, es frecuente que estos venga con un casco de acero para proteger los dedos de los pies de objetos que pueden caer sobre ellos, también deben poseer suela antideslizante para prevenir resbalones y caídas cuando se trabaja en diferentes superficies. Este tipo de calzado en muchos casos debe ser parte de un conjunto de prendas que minimizan los riesgos en el campo profesional y laboral. En este caso el vestuario laboral debe ser adecuado para la industria de la que se hace parte, lo que obliga en muchos casos a utilizar accesorios como guantes, gafas protectoras, tapones para los oídos y demás accesorios que garanticen la integridad física del trabajador. Teniendo en cuenta lo anterior, es necesario identificar los peligros y riesgos existentes en la empresa e industria antes de decidir que tipo de calzado de seguridad es el apropiado para sus trabajadores. Recuerde que en este aspecto el producto más barato nunca será el mejor, pues éste no garantiza alta calidad ni total seguridad para sus empleados. ANÁLISIS DE RIESGOS El calzado de seguridad, como equipo de protección individual que es, debe utilizarse cuando los riesgos presentes en el lugar de trabajo no se evitan con medios de protección colectiva técnicos o bien por medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo. Por ello es importante que el producto seleccionado cumpla con las siguientes especificaciones.

  • Resistencia al impacto en caída libre. Se debe de cuantificar en lo posible: Peso promedio del objeto, altura de la caída etc.
  • Resistencia a las proyecciones de objetos a velocidad. Incluye la posibilidad de golpes recibidos lateralmente por equipos de trabajo en movimiento. (Tarimas, plataformas móviles, etc.).
  • Resistencia al aplastamiento.
  • Resistencia a elementos punzocortantes.
  • Resistencia a descargas eléctricas.
  • Resistencia a agentes químicos, corrosivos etc.
  • Coeficiente de fricción de la suela, la cual a su vez determina la capacidad antideslizante de la suela.
  • Resistencia al contacto con partículas incandescentes o altas o bajas temperaturas.
Consideraciones finales. La temática relacionada con los calzados de seguridad es bastante amplia, por lo que en la próxima edición de la Revista se abordarán aspectos ergonométricos, los tipos y clases y algunas recomendaciones para el momento de elegir el calzado industrial apropiado para el tipo de actividad que desarrolle.


Ing. Marco Vignoli Ch.
Departamento Técnico Grupo Kessler

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.